Adelia Prado . Tiempo

TIEMPO

A mí, que desde la infancia vengo
como si mi destino
fuera la exacta marca de una estrella
me ocurren cosas increíbles:
pintarme las uñas, descubrirme la nuca
guiñar los ojos, beber.
Veinte años más veinte es lo que tengo,
Mujer occidental que si fuera hombre
querría llamarme Elliat Jonathan.
En este exacto momento del día veinte de julio
de mil novecientos setenta y seis,
el cielo está oscuro, hace frío, estoy fea,
acabo de recibir un beso por correo.
Cuarenta años: no quiero cuchillo ni queso.
Quiero el hambre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s