daniel oblitas . hospital naval . in memoriam (1983-2011)

.

la embarcación de cemento

sobre el asfalto se muestra impotente

y ni los vientos más tormentosos pueden moverlo

.

en sus ventanas esféricas

el afuera se refleja

como giros sucesivos

.

las chicas de traje blanco

y guantes acrílicos

nos incrustan sus jeringas

cargadas de anestesia

.

mientras mis venas absorben el suero

me veo aislado en este navío

como uno de los muchos tripulantes

que aguardan echados en camas altas

para irse nadando en un sueño

o salir caminando

.

Apenas uno de los muchos bellos poemas de Daniel, de su libro, Céfiro labial. Incluso en éste, sobre su trágica enfermedad, Daniel inventó un mar. Que sigas nadando en un sueño, sin dolor ya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s