inquilinos

las calles se convertirán en valles verdes donde el hombre podrá respirar libre de nuevo

dejemos que los árboles crezcan en nuestros hogares, en el desierto anónimo y estéril de la ciudad

que la naturaleza surja sin el control de la racionalidad del hombre y su técnica

Hundertwasser

Abril de 1991

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s