Todavía, también

Todavía hace falta hablar de las mujeres como sujetos postergados, discriminados por las leyes -como las que niegan derechos fundamentales a nuestras niñas violadas-, de mujeres que ganan menos que los hombres por la misma tarea, de mujeres explotadas y abusadas física y emocionalmente.

Pero, también, de mujeres que bailan y ríen y juegan, que viven solas o con sus hijos sin nadie más que pare la olla, o con su marido a quien mantienen cuando queda desempleado, que se enamoran entre sí, que no quieren tener hijos o prefieren adoptar, solas o con su pareja: mujeres que saben que una sociedad más justa sólo la podremos hacer entre todos, en igualdad.

Y que llegará un época en la cual seguiremos conmemorando cada 8 de marzo a las obreras textiles que murieron a principios del siglo XX luchando por sus derechos, por nuestros derechos, pero desde el respetuoso recuerdo histórico, porque ya no habrá explotación ni maltratos ni necesidad de cupos, ni habrá ya discriminaciones: esa época digna que ya estamos construyendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: