…mas quedaré escarmentada

…procuraba soledad para rezar mis devociones…
Santa Teresa de Jesús

tu voz construyó un imperio,
tus ojos de fuego
calcinaron lo superfluo,
y en la obstinación de obrar
aquello más perfecto
quedaste desnuda,
inmaculada,
con las palmas abiertas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s