Poema para Francisco

Nubes rojas de otoño
sobre el agua.
x
Cuentos ridículos,
frijoles mágicos,
y tus pies
que pisan miguitas
de mil caracoles.
x
Los pinos te abrazan
y el duende del bosque
vigila tu sueño.
x
Tus ojos de almendra
se ríen, se enojan.
¡Qué estúpida trampa
la de los carteles
para las hormigas!
x
Cascabeles brotan
de tu risa
y de tu llanto
nacen, cada vez,
las estrellas.

Dedicado a Claudia y a Francisco, y a aquellos días de abril en el mar, allá por 1998.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s